Ruta por el Sudeste asiático: De la capital de Tailandia a la de Malasia en un mes

Actualizado

en

Malasia,Tailandia

Mi familia llegó a Bangkok a finales de Julio con muchas ganas de viajar y descubrir Tailandia. No obstante, y a causa del trabajo, no habíamos tenido tiempo de planear cual sería la ruta por el país. Cuando estuvieron aquí tomamos rápidamente una decisión: Ir hacia el sur.

Cuando viajas con tiempo, una de las mejores maneras de hacer planes fácilmente es eligiendo un destino o una dirección a la que puedas llegar por tierra. Una vez allí puedes volver en avión a tu punto de partida encontrando alguno vuelo barato.

No sabíamos hasta donde llegaríamos ni cuáles serían exactamente nuestras paradas, pero ya lo iríamos planeando por el camino.  Llevábamos un par de guías y mucha ilusión.  Descontando los 4 días que ya habíamos pasado en Bangkok y los tres que pasaríamos al volver, nos quedaban 3 semanas para viajar.

Nuestra primera parada fue Hua hin, un bonito pueblo de playa cerca de Bangkok, al que llegamos en un tren de unas 4h un poco destartalado pero muy auténtico, y dónde pasamos un par de noches. Los trenes en Tailandia son un poco antiguos y suelen ir con las ventanas y las puertas abiertas así que pasa mucho aire, cosa que se agradece porque refresca y te permite contemplar el paisaje. Hua hin tiene una playa que está bien aunque no es nada del otro mundo, bastante buena para hacer kitesurf (hay varias escuelas) o montar a caballo, y con buenos restaurantes para comer marisco.

una playa en la isla de koh tao

buceando-en-koh-tao

De allí cogimos un autobús de unas 4h a Champon y un barco de otras 2h hasta la isla de Koh Tao, que significa la isla de la tortuga. No vimos ninguna tortuga pero si muchísimos peces de colores buceando en varios puntos de la isla. También visitamos los dos pequeños islotes que están a 1 km de Koh Tao, y que ofrecen el típico paisaje de playas paradisiacas que venden las agencias de viajes. Aunque ya expuse muchas razones por las que pienso que es mejor viajar de forma independiente. Koh Tao es famosa por el submarinismo ya que hay decenas de sitios que te proponen hacerlo, a diferentes precios, pero siempre rondando los 9.000 Bat (250€) por un curso PADI de unos 5 días.

full-moon-party-en-koh-phangan

fotos-full-moon-party

De Koh Tao saltamos a la vecina Koh Phangan, de la que ya hablé en otro post. Es más grande y hay más cosas para hacer. Alquilamos una moto nada más llegar ya que así al marchar solo tienes que devolver la moto y coger el barco en el mismo sitio. Está isla es mucho más recomendable para explorarla en moto que la pequeña Koh Tao, ya que Koh Phangan tiene mucho mejor carreteras y varios puntos interesantes a los que parar. Visitamos la mundialmente famosa entre mochileros: Full Moon Party. Una fiesta que, como dice su nombre, se celebra esta isla todas las noches de luna llena y reúne alrededor de 30.000 personas en la misma playa. Todos pintados de colores fluorescentes, con varios buckets en la mano (galledas llenas de alcohol), y muchas, muchas ganas de fiesta. Hay muchos puestos que venden alcohol y tienen su propia música que se mezcla con la el vecino. También hay espectáculos de fuego, gente saltando a cuerdas en fuego, otros bañándose y los más alcohólicos en la sleeping area, o como alguien rebautizó, humiliating area.

PANORAMICA DE KHAO SOK

Habiendo tenido suficiente de islas volvimos a tierra firme. Llegamos en bote a Suratthani y de allí nos dirigimos directamente al Parque Nacional de Khao Sok ¡Y qué acierto! Los parques nacionales en Tailandia están bien cuidados y vigilados por guardas forestales. Se paga entre 200 y 400 bat (5€ o 10€). Este en concreto se divide en dos partes, una parte con jungla y otra con un embalse precioso. Estuvimos dos días, el primero hicimos un trekking por la jungla. Era un camino con mucha vegetación y que seguía un río, en el que bañarse sabía a gloria, que llegaba a una pequeña cascada. Parte del camino estaba oficialmente cerrado por ser época de lluvias, pero intuyendo que era más por razones económicas (quieren que contrates a un guía) decidimos seguir y llegar a la cascada. Fueron unas 7h en total y estuvo muy bien, a pesar de las 25 sanguijuelas que se me pegaron en los pies. Las sanguijuelas son bastante comunes en la jungla del centro y del sur de Tailandia, pero afortunadamente no transmiten enfermedades y la pequeña mordedura que dejan raramente se infecta.

El segundo día visitamos en bote el lago de Khao Sok. Una presa con aguas limpísimas, enorme y rodeada por grandes acantilados, con unas rocas altas y delgadas que surgen de todas partes. Un paisaje muy representativo del sud de Tailandia y del Sud de Vietnam.

embalse-de-khao-sok-tailandia

Siguiendo hacia el sur fuimos a una famosa isla que de tan grande que es no merece la palabra koh (isla en tailandés) delante: Phuket. En Phuket se puede hacer, ver y comprar de todo. Alquilamos un coche por 1000 Bat por día (25€) y visitamos varias playas, pueblos, como el sexualmente turístico Patong, y atracciones, como el Buda gigante que hay encima de un monte, y desde donde se puede contemplar parte de la isla.

Habiendo cumplido, finalmente y después de vivir por más de un año en Tailandia, con el casi deber de conocer Phuket, marchamos para Krabi convencidos que, aunque está bien, no es para nada imprescindible visitar Phuket. Krabi, en cambio, sí que es un lugar muy interesante, no tanto la ciudad de Krabi en sí misma como sus alrededores. Railay, una zona con dos playas a las que solo se puede llegar en bote ya que están aisladas por enormes acantilados, nos sorprendió gratamente. Sus dos playas están muy bien, pero además hay muchas cosas para hacer, desde kayaking o excursiones por el área, como la que te permite subir a un monte con buenas vistas o bajar a un lago de agua dulce en medio de los montes, hasta escalada.

vistas-de-krabi

También cogimos un guirtour para visitar otra de las atracciones casi obligadas en Tailandia: Koh Phi Phi.  Esta es la famosa isla en donde se rodó la película, de Leonardo Di Caprio, La Playa. Concretamente en la Maya Beach fue donde se filmó la peli y eso ha provocado que este preciosa playita se haya convertido en el destino de miles de agencias de viajes. Normal ya que es increíblemente bella, pero la multitud de barcos y de turistas que la visitan hacen replantearte si realmente vale la pena ir.

LA PLAYA DE KOH PHI PHI

Después de decidir que ya habíamos visto suficiente playa seguimos en furgoneta rumbo al sur. Y llegamos hasta las últimas provincias del país, a pesar de leer en la, normalmente útil, Lonely Planet, que no era recomendado visitarlas, ya que en los últimos años ha habido varios atentados causados por pequeños grupos islámicos extremistas. En estos momentos es cuando coincido con esos viajeros que han rebautizado la famosa guía de viajes como Lonely Paranoya. En las provincias más sureñas de Tailandia visitamos las ciudades de Trang, Hat Yai y Songkhla. Desde Hat Yai tomamos un autobús con el que cruzamos la frontera Tailandia-Malasia y llegamos hasta la moderna capital del país: Kuala Lumpur.

ISLA-DE-KOH-PHI-PHI

Kuala Lumpur nos gustó mucho porque, al igual que toda Malasia, es muy multicultural ya que en ella conviven malayos, chinos e indios, además el país también cuenta con varias tribus indígenas. Eso crea una gran riqueza cultural y religiosa, con lo que es frecuente ver mezquitas cerca de templos hindúes, taoístas, budistas y de algunas iglesias.

A parte de los ricos mercados de comida, el tren elevado, y la altísima torre de comunicaciones, la estrella de Kuala Lumpur son las Torres Petronas. Dos torres de acero y vidrio de 452 metros, que desde el 1998 hasta el 2003 fueron los edificios más altos del mundo, y hoy en día siguen siendo un símbolo del rápido y continuo desarrollo del país.

Después de visitar la capital de Malasia volamos de vuelta a donde habíamos empezado la aventurilla, a 1500 km de Kuala Lumpur: Bangkok.

5/5 - (1 voto)

Etiquetas

Compartir Publicación

Autor

Autor de este Blog. Vivo en Bangkok desde 2010, cuando me quedé al terminar un año sabático de viaje por Asia y Oceanía. Si queréis saber más leed el por qué fue una decisión acertada. Organizo viajes con mi agencia en Tailandia – Mundo Nomada Travel Co.,Ltd.. Podéis encontrarme en mis redes:

Publicaciones Relacionadas

¡Viaja con nosotros a Tailandia!

Mundo nómada travel Agencia de viajes en tailandia

Excursiones
Viajes a medida
Circuitos

Tu viaje comienza aquí ✈️

¡Viaja con nosotros a Tailandia!